El primer anal de Kendra Lust

Efectivamente amigos, a riesgo de parecer repetitivos, aquí estamos de nuevo haciéndonos eco del primer anal de otra de las pornstars favoritas del personal: Kendra Lust. La que actualmente encabeza nuestro ránking particular de MILFs ha sido una de las últimas victimas en caer bajo las fauces (y el talonario) de Tushy, el website especializado en desvirgarle el ojete a las mejores actrices del momento (pero todo ello bajo una refinada estética glamcore y una producción en HD de primera calidad), lo cual nos brinda una excusa excelente para dedicarle un pequeño homenaje en nuestra bitácora (que ya teníamos ganas).

Uno pudiese pensar que, debido a su edad (37), Kendra Lust llevaría media vida metida en el porno, sin embargo es sorprendente comprobar como sus inicios se remotan a tan solo tres años atrás, en marzo del 2012. Previamente su relación con la industria del entretenimiento adulto se limitaba al año y medio que estuvo bailando como stripper en Detroit para costearse sus estudios de enfermería, algo que, tras licenciarse, ejerció profesionalmente durante 7 años antes de decidirse a encauzar su vida por caminos más estimulantes (y nosotros que se lo agradecemos).

El resto es Historia: después de ganar cierta notoriedad como webcammer, Kendra dejó atrás cualquier complejo que le pudiese causar su edad y comenzó a mover su portfolio por algunas de las principales productoras del país. Su primera oportunidad llegó de mano de Brazzers en un trio lésbico junto a Phoenix Marie y Rachel Starr, sin embargo Kendra Lust no tardó en manifestar un voraz apetito por las pollas, concretamente por las pollas enormes (actualmente goza de un contrato de exclusividad con ArchAngel Productions para rodar escenas de temática interracial). Habitual en las nominaciones de los principales premios del sector desde 2013, este año ha alcanzado su cenit al consagrarse por fin como la mejor MILF, según XBIZ.

Pero todo esto son datos que, con un poco de maña y mucha paciencia, cualquiera puede obtener de Internet. En lo que no se hace el suficiente hincapié es en la habilidad innata que tiene Kendra Lust para transmitir morbo en cualquier papel que represente. Ya sea de bibliotecaria, de madrastra o en un gonzo sin argumento; es su mirada, la cadencia de sus movimientos, una elegancia sexual que se tiene o no se aprende… todo ello, más un cuerpo que no se corresponde con su edad, hacen de Kendra Lust una opción imprescindible para cualquiera que se considere aficionado al porno.

Podéis encontrar un avance del vídeo en nuestra sección PORNOTUBE.

KendraLust-Tushy-01