Galactic Cap: Llegan los condones minimalistas

Desde tiempos inmemoriales los condones han sido conocidos coloquialmente como los ‘chubasqueros del pito‘, sin embargo, gracias a la propuesta de un tipo llamado Charles Powell, esa nomenclatura corre riesgo de ser reemplazada por los ‘gorritos del pito‘ (que si la anterior era ridícula, ahora ya te cagas).

Consciente del coñazo que resulta practicar relaciones sexuales con preservativo (necesario, imprescindible, obligatorio, sí… pero coñazo a fin de cuentas), este visionario ha desarrollado un sistema que promete la misma seguridad que un condón común pero conservando todo el placer de follar a pelo. El invento responde al nombre de Galactic Cap y se compone de dos partes: por un lado una membrana adhesiva de poliuretano en forma de U que se coloca sobre el glande y por el otro una pequeña copa que se adhiere al anterior. Pero vaya, que mejor os pongo un vídeo, que os quedará más claro.

Según explica, la membrana adhesiva es como una segunda piel; transparente, lavable y no ocasiona ninguna molestia al orinar por lo que puede colocarse horas o incluso días antes de practicar sexo (lo que no comenta en ningún momento es cómo retirar la endemoniada pegatina y si nos llevaremos la mitad del capullo glande en ese proceso). Por otra parte ya hay quién ha criticado la falta de protección del dispositivo alegando que, al no cubrir complemente el pene, deja zonas expuestas a las infecciones que se contagian por contacto como el herpes.

Hoy, 1 de junio, ha comenzado la campaña de crowdfunding a través de Indiegogo, con la que su creador pretende obtener los fondos necesarios para solicitar la aprovación a la FDA (la administración que regula el uso de alimentos y drogas en EEUU).

Casualmente este producto llega justo en el momento en el que en California se encuentran en plena disputa para hacer obligatorio el uso de preservativo en el cine porno. ¿Oportunismo?. Nah, qué va…