Oculus Real Porn: porno en (casi) realidad virtual

Desde siempre la industria del porno y la tecnológica han estado vinculados de una curiosa forma, teniendo la primera incluso peso suficiente como para decidir sobre la continuidad de soportes o formatos de la segunda (¿recordáis la pugna entre los sistemas de video Beta y el VHS? ¿o, más recientemente, la del Blu-Ray y el HD DVD?).

Es por ello que desde que se comenzaron a escuchar los primeros atisbos de existencia del Oculus Rift (las lentes ortopédicas aquellas de realidad virtual), estaba cantado que en algún momento alguien les acabaría dando un uso guarrindongo. Y en esta ocasión no estamos hablando de jueguecitos eróticos como ya hiciéramos anteriormente, esta vez nos referimos al porno auténtico con actores de carne y hueso como el de toda la vida.

Según apuntan algunas fuentes, Oculus Real Porn cuenta con el honor de ser la primera web en ofrecer contenidos pornográficos especialmente orientados para su visualización con Oculus Rift aunque, como se indica en sus FAQ, también son compatibles con otros dispositivos HMD. ¿Y a la práctica esto en qué se traduce?. Probablemente en el POV más realista que hayáis podido experimentar jamás, uno que os permitirá ver las escenas del mismo modo en que lo haríais con vuestros propios ojos si hubiéseis estado allí.

desired_cumshot_ii_thumb

Revisando su, de momento, no demasiado extenso catálogo, a parte del hecho de que por ahí desfile la mitad de la plantilla del alt porn nacional, me ha llamado tremendamente la atención que no todas las escenas están planteadas para un espectador masculino.

De este modo podemos encontrar material ambivalente (como el lésbico del jacuzzi protagonizado por Onix Babe y Eris Máximo o cualquiera de los solos), escenas orientadas a hombres o donde ellos tienen un rol activo (como la mamada de Irina Vega vista en primera persona a través de los ojos de Fenyx Santos) y escenas para mujeres o en las que ellas tienen un rol activo (como el lésbico con Amarna Miller que podremos ver desde la perspectiva de Onix Babe).

Claro que igual todo esto son paranoias mías y lo que han pretendido es un extraño experimento en el que poder disfrutar de la perspectiva del sexo contrario (que oye, para un hombre, el que te coman el potorro visto desde los ojos de Onix Babe tiene que ser una experiencia de lo más curiosa…)

woman's-feelings

Coñas aparte, y si realmente hay una intención de ofrecer un contenido igualitario, me parece estupendo. Es más, desde aquí les animo a explotar esta faceta creando también escenas chico-chico. No pienso tocarlas ni con un palo, pero seguro que a alguien le puede interesar y me da a mí que no debe ser un producto demasiado explotado.

Sin mucho más que añadir, os conmino a que os paséis por su web para echarle un vistazo y de paso podéis curiosear los trailers. Palabra que valen la pena. Yo lo tengo clarísimo, el día que consigan que esto interactúe con el Novint Falcon firmo donde haga falta.

Web | Oculus Real Porn