Presentando a Nadja Kazemi

Uno de los grandes aciertos del director porno Ramiro Lapiedra es haber convertido su apellido en una especie de denominación de origen, un distintivo que certifica de manera inequívoca que nos encontramos ante un producto de calidad, y cuando se avista una nueva incorporación en el sector luciendo su estandarte es como una señal que te dice que tienes que dejar todo lo que tengas entre manos y poner la oreja. Siguiendo esta máxima hoy queremos hablaros sobre Nadja Kazemi (anteriormente conocida como Nadja Stone o Nadja Lapiedra), una de las últimas herederas de este exitoso clan que debutó como actriz hace cuatro meses con la productora Legal Porno.

Esta madrileña de veintiún años, por cuyas venas corre sangre árabe gracias a su herencia paterna, se planteó inicialmente comenzar en el mundo del entretenimiento para adultos a través de Onlyfans, atraída por el hecho de experimentar, viajar y ganar dinero haciendo algo que le gusta, sin embargo su representante la convenció para marcarse un objetivo mucho más ambicioso. «Empecé con Legal Porno porque me dio la oportunidad mi mánager y si podía con unas escenas así podía con TODO. Así lo vimos nosotros y no lo pensamos dos veces».

«Mi objetivo es superarme en todos mis límites, mejorar cada día y hacer disfrutar a quien me vea al 100%, me gustaría llegar bien lejos en el porno».

A pesar del reto que suponía debutar con una de las productoras más hardcore de Europa, Nadja Kazemi confiesa haber vivido una experiencia satisfactoria aunque lamenta que los nervios le impidieran desplegar todo su potencial. «Estaba súper emocionada y súper perdida también, para ser sincera. Tenía muchas ganas y muy buena actitud pero, claro, yo no había tenido muchas experiencias sexuales, ni mucho menos anal. Tampoco me había puesto nunca ante una cámara. Tengo buen recuerdo pero ahora lo veo y, bueno, podría haber sido mejor en cuanto a no haber sido tan tímida. Cuanto más hacia mejor me sentía. De las tres primeras escenas, la tercera es la mejor, además porque fue BBC y lo adoro».

En lo personal, esta ex camarera disfruta practicando fitness, cocinando, bailando y escuchando música aunque la mayor de sus aficiones es pasar tiempo con su hijo, jugando en casa, saliendo al parque o llevándolo a descubrir sitios nuevos. Esperamos que algún día nos explique de dónde provienen sus llamativos tatuajes, por el momento os recomendamos que no la perdáis de vista. Nosotros no lo haremos.

Sigue a Nadja Kazemi en | Twitter | Onlyfans
Imágenes cedidas por | Nadja Kazemi