Vstroker, lo que le faltaba a las Fleshlight

Eramos pocos y parió la burra. Si con el Pajímetro pensábamos que ya estaba todo inventado, ahora llega el Vstroker y supera nuestras más enfermizas expectativas. Se trata de un dispositivo que se enrosca en la parte inferior de las Fleshlight y envía información de su uso a un sensor conectado al puerto USB del PC, permitiendo de este modo interactuar con diferentes vídeos, juegos (como el Virtual Sex Villa), cámaras y mundos virtuales (interesante este concepto mezclar el Second Life con Badoo…).

El aparato en sí cuesta alrededor de 70 dolares (130 si te coges el pack completo) y evidentemente los vídeos van aparte. Lo he advertido muchas veces: vaticino un futuro en el que las mujeres solo nos harán falta para cocinar, limpiar y hacer la cama (ya podéis insultarme).

A continuación os dejo algunos ejemplos del material audiovisual que se puede encontrar para este artilugio (como me pirran los POV estos)