Inauguramos la ronda de entrevistas de este año recibiendo a una de las promesas del porno español, un joven talento que supo prematuramente que su futuro profesional estaría vinculado con la industria del cine para adultos. Nacido en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona) en diciembre de 1999, Chris Torres nos explica que de niño era un auténtico terremoto, un culo de mal asiento que no paraba de hacer trastadas en la escuela. Afortunadamente ese carácter gamberro y alocado se fue calmando con la llegada a la adolescencia pero lo que no desaparecieron fueron sus ansias de introducirse en el mundo de la triple x que, según asegura, se manifestaron cuando tenía poco más de diez años. Tras esperar pacientemente a cumplir la mayoría de edad, su primera oportunidad le llegó en 2018 de la mano de FAKings, en un casting junto a la escultural venezolana Paola Guerra, el mismo año en el que fue nominado a Actor Revelación en los Premios Ninfa del Salón Erótico de Barcelona. En su currículo destacan colaboraciones con estudios como ADPTube, Mofos, Mature.nl, Private, Thagson, Bangbros, Reality Kings, MetArt, Cumlouder, LetsDoeIt o Ann&Marc, por citar algunos, además de la creación de sus propios contenidos que distribuye en plataformas como Onlyfans o Pornhub.

En la distancia corta, pese a su semblante introvertido, Chris Torres se define como un chico gracioso y divertido. «Puro fuego» según sus palabras. Lo que más detesta en esta vida es sentirse estancado, por eso una de las cosas que más valora de este trabajo, aparte del dinero y las chicas guapas, es conocer mundo. En sus momentos de ocio disfruta viendo series y películas, con una especial debilidad por el género fantástico. Precisamente uno de sus talentos ocultos es la magia y de vez en cuando sorprende a sus amigos con algún truco de cartas. También le gusta la música -especialmente rap, reguetón y techno– y, pese a que todavía no ha tenido oportunidad, algún día le encantaría vivir la experiencia de asistir a un festival importante. Hace unas semanas se pasó por nuestras oficinas para charlar y darnos la oportunidad de conocerle un poco mejor.

LGU: ¿En qué momento se cruza el porno en tu vida?

CHRIS: Yo es que siempre me he querido dedicar al porno. Desde muy pequeño ya le decía a todos mis amigos, a mis primos y familiares, que me quería dedicar a esto. Te lo puedo decir y no me vas a creer -te lo puede decir mi familia- que con diez o catorce años ya decía que quería ser actor. Me gusta este trabajo. Y con dieciocho años, que es cuando se puede hacer, me lancé e hice el casting con FAKings.

¿Qué recuerdos guardas de aquella experiencia?

Venía del instituto y, como siempre dejo el móvil en casa porque no me lo podía llevar, cuando llegué vi una llamada perdida. Hice el reenvío de la llamada y me contestó la directora por aquel entonces de FAKings. Me dijo que estaban buscando un chico para hacer el casting pero que de toda la lista de candidatos se habían quedado conmigo. Esto fue un jueves y me dijo de ir ya al día siguiente a hacer la escena. Imagínate qué presión, no me dejaron ni unos días para pensármelo, fue llamar y al día siguiente ya ir a Madrid a hacer el casting. Llegué allí nervioso porque era mi primera escena, no estaba acostumbrado a este mundo. Que sí, había estudiado cómo era, pero hay que estar dentro para vivirlo. Me intenté tranquilizar y la cosa salió bien. Como es la primera escena siempre cuesta un poco más que otras, pero bien. Me tocó como actriz a Paola Guerra, superbién con ella, me gustó mucho cómo era, cómo me ayudaba porque sabía que era nuevo. Me trató bien, no tengo ninguna queja.

En este oficio los nervios pueden ser muy traicioneros…

El cuerpo no fluye. Me acuerdo de no estar mirando a la chica, estar mirando alrededor, flipando. No estaba concentrado en lo que tenia que estar. Eso luego con el paso del tiempo lo vas solucionando, vas viendo cómo te va mejor. Actualmente, cuando voy a trabajar, ya me he acostumbrado, me creo una burbuja solo yo con la chica y adelante. Es como si no hubieran cámaras, focos, ni trabajadores: solo me concentro en la chica.

¿Cómo gestionas la situación cuando no hay química con la actriz?

Es complicado… Siempre intento encontrar la química, ver algo de ella que me guste. Si no te atrae físicamente es complicado pero siempre hay trucos para que salga bien. También depende de la situación, si la chica no está muy por la labor, está muy centrada en ella y no te habla mucho… Yo es que si no hablo con la chica antes de trabajar estoy un poco incómodo, necesito romper el hilo. Entonces me acerco, hablo con ella, empiezo a jugar un poco si quiere, podemos adelantarnos y besarnos… porque lo que viene después ya es sexo. Trabajas con el cuerpo, tienes que tener una conversación con ella, conocerla un poco. En realidad todo es muy frío pero si rompes el hielo puede salir bien.

¿Y al revés? ¿Cómo consigues controlar la eyaculación si te atrae mucho?

En este trabajo vas aprendiendo trucos. Cuando te vas a correr piensas en otra cosa, en cosas que no te gustan o simplemente dejas de follar y le comes el coño, juegas con ella, la besas, para que se te calme el clímax de la corrida. Y ya cuando ves que estás calmado, pues sigues. Hay que saber llevarlo porque si no…

¿Hay alguna productora o actor/actriz con quién te gustaría trabajar?

Hay una actriz de EEUU que se llama Abella Danger. Esa chica me vuelve loco. A ver si en un futuro me voy a EEUU y trabajo con ella. Ya lo he hablado con mi amigo Tommy Cabrio porque, como él está nominado a los AVN como Actor Internacional del Año, vamos a ir a la gala. A ver si nos quedamos más tiempo y grabamos allí. Sería un placer grabar con Abella Danger y mi hermanito. Un trío para Onlyfans rentaría mucho [risas].

¿Dónde está tu línea roja? ¿Qué no harías nunca en una escena?

No haría contacto con un hombre. Por lo demás, si hay chica de por medio, no hay problema por tríos u orgias. Con hombres solo no me atrevo. Obviamente tampoco haría nada con animales y esas cosas.

© SexArt

¿Cuál es la mejor experiencia que recuerdas en un rodaje? ¿Y la peor?

La mejor… no sabría decirte. La peor, ahí sí que me has pillado [risas]. Prefiero quedármelo para mí, pero te diré que me gusta que las actrices sean limpias, que no les huela la vagina ni la boca, que huelan bien. Si les huele un poco la vagina o la boca ya me corta el rollo. Me gusta que yo me agache ahí abajo y huela a flores o que no huela a nada.

¿Y lo más loco que has hecho?

Una vez hicimos de pizzero y como no teníamos el casco ni nada, llamamos al pizzero y cuando vino al set de rodaje le pagamos la pizza y aparte más para que nos dejase el casco y la chaqueta. Luego también tengo otra grabando en Madrid, que pasaron dos guiris por al lado, se quedaron mirando y yo me levanté con toda la polla ahí dura… [risas].

¿Cuál es la lección más valiosa que te ha enseñado este trabajo?

He aprendido muchas cosas en el ámbito sexual que a lo mejor si no hubiese trabajado de esto no hubiese aprendido. Yo en la vida real soy diferente, no doy plano a cámara, no estoy en posiciones raras, pero sí me ha enseñado cosas sobre cómo tocar a la mujer, cómo jugar, algo que no hacía porque yo antes follaba y fuera. Ahora he aprendido que no todo es meterla y sacarla sino jugar con ella, besarla, acariciarla lento… sentirla en todas las facetas de su cuerpo. También he aprendido muchos fetiches que no te diré [risas].

¿Cómo viviste el confinamiento?

Estuve con mi hermanito Tommy Cabrio en su casa y grabamos contenido a full. Nos llevamos a una actriz y estuvimos allí trabajando para FAKings. El productor era Tommy y hacíamos las escenas como podíamos. También grabamos para Onlyfans, que siempre está ahí. Obviamente no podías viajar. Yo cogí mucho estrés de estar encerrado y no poder moverme. Estaba acostumbrado a una vida de ir de allí para acá y estar encerrado en una casa… Coges mucho estrés y a lo mejor lo acabas pagando con la gente que no debe, como por ejemplo rompiendo platos… [risas].

© 5Kteens.com

¿Qué opinas sobre plataformas como Onlyfans? ¿Crees que pueden hacer peligrar el porno tal y como lo conocemos?

Es un ingreso extra que te ayuda mucho porque, si tienes un mes que no tienes mucho trabajo, puedes vivir solamente de Onlyfans. Las productoras, si no se renuevan, se pueden ir a la mierda pronto porque los actores y actrices ya estamos grabando contenido, estamos creando producción y eso creo que ya lo están viendo. No dependes de una productora, por así decirlo. Luego, por otra parte, mucha gente que yo conozco que se ha metido en el porno, no ha ido directamente a productoras sino que ha empezado en Onlyfans, primero con fotos eróticas, luego han empezado a grabar contenido con chicos/chicas y se han creado una imagen en esa plataforma.

En tu caso, si hubieses conocido esta opción cuando comenzaste, ¿hubieses entrado en el porno igualmente?

Sí, porque el porno te da visibilidad para los clientes. Si tú empiezas con Onlyfans te va a costar más conseguir clientes que si entras en el porno, porque una productora grande te da mucha visión y eso conlleva seguidores en tus redes sociales que luego puedes enviar a Onlyfans. Es más complicado. También es más fácil para hacer colaboraciones, a mí me han escrito algunas chicas para grabar y eso mola.

¿Qué tal es la relación con los fans? ¿Alguna anécdota curiosa?

Me encanta que me hablen por redes sociales. Yo doy like a todo, me lo paso bien contestando. Que te paren por la calle para pedirte fotos solo me ha pasado un par de veces; en una discoteca me pararon unos gays y yo encantado. Luego por la calle otro que me dio la mano. Fuera de eso no he tenido ninguna anécdota rara.

Entiendo que muchos de tus seguidores serán gays, ¿cómo te llevas con ellos?

Yo encantado, me da igual su sexualidad. Soy hetero, lo hago con chicas pero, si mis clientes son gays, no tengo problema. Tengo amigos gays y me llevo genial con ellos. He hecho algunos vídeos gay friendly pero no había contacto con otros hombres, lo máximo ha sido una paja, uno a cada lado y ya está.

¿Qué consejo le darías a alguien que quiera iniciarse en este mundo?

Que lo tenga muy claro porque esto es de por vida. Todo lo que hagas va a estar en Internet toda tu vida y si lo haces y luego te arrepientes, no es bueno. Va a estar ahí y lo vas a ver, lo va a ver tu familia… También tienes que hablar mucho con tu familia, mucha comunicación con ellos y no hacerlo a lo loco, expresarles que quieres dedicarte a esto. Tener muy claro lo que vas a hacer porque es tu imagen y va a estar en Internet hasta que te mueras.

¿Consideras que este trabajo es compatible con el amor?

Estuve con una chica y duramos poco. Ahora estoy con otra chica que está en el sector y yo me dejo llevar. Actualmente busco parejas liberales, que no una pareja abierta, que mucha gente se confunde. Como trabajamos en el mismo sector está bien que rodemos con otras personas pero luego fuera de cámara ya no se hace nada a no ser que sea consentido. Después, en el ámbito privado, podemos incluir a otros chicos, otras chicas, jugar con otras parejas… Eso me gusta, no te cierras con una sola persona.

¿Te resulta complicado combinar tu vida personal con la profesional?

Yo cuando quedo con mis amigos no hablo de porno. Si me preguntan, contesto. Si estoy muy orgulloso de una escena que he hecho igual sí que lo expreso, pero poco más. Cuando estoy con mis amistades, con mi familia, con gente externa a este trabajo, hablo de otras cosas. Es diferente.

¿El estigma de trabajar en el porno te ha hecho enfrentarte con alguna situación desagradable?

Poco a poco la sociedad va cambiando. Dices que te dedicas al porno y es algo normal. Yo lo estoy viendo así por la calle. Todo el mundo está haciendo Onlyfans, lo normalizas. Pero mirando al pasado es más complicado porque habían muchos tabús, no existían las plataformas que hay actualmente y tú le decías a alguien que te dedicabas al porno y se quedaba como asombrado. Pero bueno, siempre hay gente para todo, hay personas que se extrañan y hay a las que no le gusta y se aparta. Por lo normal los chicos no tienen problema, tú dices que eres actor de cine para adultos y ya eres el puto amo, eres un crack. Lo que no veo bien es el machismo que hay porque si una chica dice que es actriz porno ya se meten con ella «Es una guarra, una furcia…». No me gusta. Igualdad: si yo soy el puto amo, ella es la puta ama, tendría que ser así. La chica que haga porno no es una guarra ni mucho menos, le gusta este trabajo, lo hace como yo lo hago. ¿Yo soy el puto amo y ella no?. No me gusta eso, no me cuadra. Eso la sociedad tiene que cambiarlo: es un trabajo, no es nada del otro mundo.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre?

Ver series con mi hermanito. Me gusta «Walking Dead», «Breaking Bad», «La Casa de Papel», estoy volviendo a ver «Juego de Tronos»... Luego, película de la que soy muy fan, la saga «Harry Potter». Me gusta la magia, aparte es mi hobby, hago algún truco de magia para sorprender a los amigos. Me gusta comer, salir por ahí de fiesta… aunque no soy de salir cada fin de semana, una vez al mes o dos está bien: bailar con tus colegas, sentir la música, meterte en ella. Me gustan todos los estilos; rap, reguetón, techno… Nunca he ido a un festival pero en un futuro me encantaría. Ahora estoy cogiendo rutina de ir al gym. Me cuesta porque me aburren las pesas, pero me tengo que poner, necesito motivación. Y como te he dicho, vivir, no quedarme estancado en un sitio. Yo quiero fluir.

Muchas gracias, Chris

Sigue a Chris Torres en | Twitter | Instagram | Onlyfans | Pornhub