Hoy regresamos con otra entrevista que para nosotros es muy especial, dado que el protagonista es una de las personas que más ayuda y apoyo nos ha brindado desde los albores de esta web. Se trata de Robid Reid, veterano actor y director español con más de quince años de experiencia en el sector y actualmente uno de los actores y productores más activos y prolíficos de nuestro país. Nacido en la provincia de Tarragona en marzo de 1979, Robin Reid comenzó a interesarse por el porno motivado por una mezcla de curiosidad e inconformismo con la oferta laboral de su entorno. Sus primeros pasos en la industria del entretenimiento para adultos fueron en un momento indeterminado entre los años 2002-2003, participando en castings y producciones de corte amateur -como los célebres bukkakes organizados por Torbe– aunque se podría decir que su debut profesional lo realizó en mayo de 2006, tras participar en la película «The Hot Tuning Collection» dirigida por Bibian Norai.

Tras varias colaboraciones con empresas como Vendiocio, MMM100 o Ann & Marc Studios, a finales de 2007 comenzó a trabajar para IFG y de ahí saltó al sello Leche69, donde le darían la oportunidad de dirigir sus primeras escenas. Al finalizar este periodo comenzó a producir para el estudio ruso FirstAnalQuest -incluyendo sus sites DoubleViewCasting, Fuck’N’Drive y GFRampage– lo cual le iría abriendo camino en el mercado internacional para acceder a más y mejores oportunidades, primero con la empresa norteamericana TeamSkeet, a la que le seguiría Reality Kings y con ella otros sellos del grupo MindGeek como Mofos, Babes o incluso Brazzers. Recientemente ha comenzado a trabajar también como actor y director para Legal Porno, además de seguir produciendo contenidos propios de corte amateur que vende en plataformas como Pornhub o ManyVids.

LGU: ¿Por qué decides entrar en el porno?

ROBIN: Un poco por curiosidad. Tampoco por follar y eso, que sí, pero un poco tienes la idea de que vas a ganar mucho dinero y vas vivir de puta madre y no es así, al menos en los inicios, porque en este negocio hasta que no llevas unos años no sabes cómo funciona. Era por salir un poco de la rutina y el status quo en el que nos meten. Soy una persona que observo mucho y veía que lo que me ofrecía mi entorno no me gustaba; que si trabajar en un taller, que si busca trabajo en una fábrica, que si repartidor o haz un cursillo de nosequé… que es muy respetable, pero no es lo que yo quería para mi vida. Yo buscaba cambiar de aires, conocer cosas nuevas…

Ha pasado tiempo pero ¿recuerdas como fue tu primera experiencia?

Un poco difuso pero sí, más o menos me acuerdo. Fue en un pueblo por Girona -no recuerdo exactamente el sitio- con una actriz que tampoco recuerdo el nombre ahora. La directora era Bibian Norai. Era estilo película. Ese día habían grabado otra escena en un garaje y luego la mía era en una habitación ya muy tarde en la noche, después de cenar. Recuerdo que estaba la directora con un monitor, un camarógrafo y una fotógrafa o alguien de sonido. Éramos cuatro o cinco en la habitación y fue bastante bien, bastante fluido. Previamente había hecho alguna cosa en años anteriores, castings y bukkakes, pero esta fue la primera vez que fui a un rodaje con un equipo profesional, que me pagaron, etcétera. Luego, incluso de profesional, he pasado momentos mucho peores en rodajes con actrices guapísimas pero en cambio ese fue bastante fácil y la actriz recuerdo además que no era muy agraciada ni muy de mi gusto [risas].

¿Cómo fue ese momento en el que te proponen dirigir por primera vez?

Eso fue en el año 2010, creo. Era la época en la que empezó Leche69 y me propusieron empezar a dirigir escenitas. Iba yo solo con la cámara -eran escenas POV muy sencillas- hacía cuatro fotos, la comedia, el sexo, me podía llevar a algún asistente si la escena era en la calle… Así es como empecé, luego ya me fui profesionalizando. Por ejemplo iba con Max Cortés y yo le hacía las fotos, le grababa y luego él me grababa a mí en otra escena. Escenas ya más profesionales, no POV. A veces nos íbamos a Praga… Aparte yo también dirigía escenas grabando a otros actores como Potro de Bilbao, Cristian Frey, etcétera…

Y de ahí das el salto a la producción internacional

Fue un cúmulo de casualidades. Cuando cerró Leche69 a mediados de 2012 yo ya me empecé a hacer la idea de que esto de dirigir o trabajar de actor había llegado a su fin y estaba planteándome otras cosas. No veía salida por ningún lado hasta que rescaté un mail que meses atrás me había enviado FisrtAnalQuest -pero en su momento no acordé nada con ellos porque me encontraba centrado solo en Leche69 y con suficiente trabajo- preguntándome por algunas actrices españolas de esa época que estaban muy bien y que querían tener en sus webs, y que si yo se las podía conseguir y producirles las escenas. Y así es cómo empecé. Tras terminar con Leche69 fue una época un poco mala porque, sí que es verdad que tuve la suerte de trabajar para esta pequeña empresa rusa con la cual todavía trabajo hoy, pero eran pocos rodajes porque tampoco habían muchas chicas para lo que ellos me pedían, que eran anales, y en esa época no venían actrices extranjeras de gira a Barcelona como ahora.

En 2014 me contactaron de TeamSkeet y ahí la cosa cambió un poco porque tenía mejores presupuestos y al haber también escenas vaginales podía grabar con más actrices y más asiduidad. Alguna vez también me fui a Praga con Max a grabar para esta empresa. Con ellos dejé de trabajar voluntariamente hace un año y medio pero es la que me sirvió de trampolín para que en 2016 se fijara en mí el responsable de producción de Reality Kings para Europa, que desde hacia tiempo buscaba producción en Barcelona ya que llevaban muchos años haciéndolo en Budapest. Como sabes, RK pertenece a MindGeek, que tiene muchos otros sites, y al cabo de un tiempo empecé a producir para otras de sus marcas, básicamente Mofos y Babes aunque también me publicaron alguna escena en Brazzers, Twistys, etcétera. Como anécdota decirte que el mail de la propuesta para trabajar con RK lo vi de pura casualidad ya que llegó a la carpeta de spam y normalmente solía borrar los correos sin apenas mirarlos (cosa que ya no hago) y quien sabe si de no haberlo visto no se hubiese llegado a fraguar el trato.

Trabajar con First Anal Quest me sirvió de trampolín en su día para TeamSkeet -luego esta para RK– y recientemente para que se fijase en mí Giorgio Grandi de Legal Porno, con los que he empezado a trabajar hace poco. La verdad es que esta última es la empresa que más me gusta de todas porque es el tipo de porno que más me gusta hacer. Reconozco que a mí lo que me gusta son los rodajes gonzo de calidad. Esas escenas cinemáticas tan complejas -con tanto trabajo previo de producción y organización- y donde los directores la mayoría de las veces lo que realmente hacemos no es más que limitarnos a seguir instrucciones técnicas y de guión que ya llegan estructuradas desde las oficinas… si te soy sincero lo hago por dinero.

En su día empecé a grabar ese tipo de escenas con TeamSkeet, primero me pedían cosas sencillas, estilo reality, y luego cada vez más complejas, estilo cinemático. Un buen día me enviaron un ejemplo de escena de Brazzers super compleja y me dijeron «Cópiala, haz lo mismo». Lo hicimos lo mejor posible -además haciendo yo de actor y con medios técnicos y humanos muy escasos que tenía en esa época- pero más o menos les gustó y empezaron a pedirme más y más de ese estilo… Este tipo de producciones fueron las que llamaron la atención del responsable de RK, pero realmente yo soy actor y voy a lo que voy como la mayoría de actores cuando damos el salto a la dirección, que es el gonzo y no el ponernos a dirigir a actores y personal en rodajes de doce horas y con doce páginas de guión e instrucciones de todo tipo. Pero bueno, si tengo que hacerlo lo hago y lo doy todo para que todo salga lo mejor posible.

Rodaje para FirstAnalQuest

Ahora que comentas lo de los anales, has rodado muchas escenas de este tipo. Parece que se te da bien el tema…

Bueno, lo hago lo mejor que sé. La verdad es que me gusta porque el anal le da un plus de espectacularidad a la escena con respecto al vaginal, sobretodo si es gonzo. Puedes hacer y crear cosas que con el vaginal no haces. El actor luce mejor, das mejores planos, el miembro luce más grande, haces gapings o prolapsos, etcétera… Hay que reconocer que es complicado. Cuando dices gonzo hay gente que se piensa que es fácil y no, y menos para según qué empresas y sus exigencias. Yo termino agotado cuando actúo para FirstAnalQuest o LegalPorno, son escenas muy pesadas porque el anal de por sí requiere una preparación. Además muchas actrices se ponen lidocaína en el ano, que eso luego hace que el miembro pierda sensibilidad y a veces cuesta un poco. Las posturas son más complicadas y exigentes, cosas de mucho esfuerzo físico que no hay en el vaginal. Mucha intensidad y es complicado, no todos los actores valen para grabar este tipo de escenas. De hecho, cuando empecé a trabajar para FirstAnalQuest la mayoría de veces contrataba a otros actores porque no me sentía preparado para lo que me exigían. Veía esas posturas que me pedían de hacer y decía «Uf… mejor que lo haga otro»

Con la evolución que ha habido en estos años en lo que respecta a la forma de producir y distribuir el porno, ¿has tenido que adaptar de algún modo tu forma de trabajar?

No, no creo que haya cambiado mi forma de trabajar. Cuando empecé ya estaba Internet, eran las empresas españolas las que no estaban con ese tema. Lo que pasa es que en esa época rodaba para productoras pequeñas que había por aquí, casi todas enfocadas en el DVD. Con las empresas grandes de entonces nunca llegué a rodar porque cuando empecé en el porno tampoco tenía nada especial que pudiera llamar la atención de los directores. No tenía un pene así de grande, ni cuerpo, ni la soltura que tengo ahora… Entonces hacía lo que podía pero tampoco me lo tomaba muy en serio y de eso me arrepiento. En aquella época, como no habían redes sociales, tenía un blog que me duró unos diez años. Luego lo quité porque ni me daba tiempo ni sabía actualizarlo. Muchos actores y actrices de la época tenían blogs y webs, y la verdad es que era bonito. Eso se perdió por las redes sociales, yo el primero, y ahora me arrepiento un poco de haber echado eso a la basura porque luego las redes sociales son un bluf y te cierran la cuenta, mientras que los blogs y las webs se posicionaban en Google. Y la gente cada vez pasa más de las redes, da igual que ponga algo en Twitter porque la gente pasa rápido el scroll y a veces ni lo ven por los algoritmos.

© TeamSkeet

Hablando de redes sociales, ¿qué opinas sobre la aparente caza de brujas que mantienen algunas empresas con respecto al porno?

A mí me han cerrado ya tres cuentas de Instagram. La más antigua tenía seis años con un montón de seguidores. Me la borraron de un plumazo y nunca la pude recuperar, por alguna foto o alguna tontería que puse. Otra me duró poquísimo y ahora voy por la tercera. Pues me parece mal, ¿qué me va a parecer?. Es pura censura. Solo puedo poner selfies o fotos comiendo porque a la que pongo una foto con una actriz un poco escotada… Tampoco puedo poner la palabra ‘rodaje porno’ ni el nombre de la empresa. Para promocionarme de actor me sirve de poco, me sirve más para conocer a gente que otra cosa. A nivel laboral no influye en nada o muy poco. Yo podría no tener redes sociales, como conozco a actores que no tienen, y trabajan igual.

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de este trabajo?

Hace años te hubiese dicho que lo que más valoro es tener sexo con chicas guapísimas, que eso está muy bien, pero lo que más valoro ahora es el tiempo libre y la libertad que me da este trabajo, y en parte debido a las nuevas tecnologías que no te hacen depender tanto de si este mes ruedas más o menos para los demás. Eso es impagable. El levantarte por la mañana en un día que no tengo rodaje, sin el estrés ni las prisas de un trabajo corriente, mirar las estadísticas de lo que han generado las plataformas, haciendo dinero todos los días en modo piloto automático, luego me voy al gimnasio, o a pasear, o a leer… Eso es calidad de vida y es lo que yo busco. Sé que nunca seré millonario pero me gano bien la vida y con esto estoy contento. Lo que menos, no sabría decirte. No hay nada que no me guste. Cuando estás con esto es porque te gusta todo. Que a veces hay problemas… sí, pero es normal, estás tratando con mucha gente y no puedes gustar a todo el mundo.

Algo que nos llama la atención es que a veces te hemos visto eyacular dos veces en una misma escena, con pocos minutos de diferencia ¿cuál es tu secreto?

Te digo una cosa, yo ahora tengo cuarenta años y estoy mejor que diez años atrás, físicamente y en todos los sentidos. Lo de eyacular dos veces y en un periodo de pocos minutos entre las dos corridas lo he hecho en algunas escenas. Hace poco, en un rodaje, la escena ponía que tenía que ser un creampie anal y cuando llegó el momento e hice la corrida interna no se vio bien como salía -que a veces pasa, que se queda muy adentro- y dije «Pues vamos a repetirlo» y mi cámara Raúl, que lo estuvo revisando en el portátil, dijo «No, yo creo que se ve bien. Lo van a dar por válido, no te preocupes» y yo «Mmm… mejor la repito» y en cinco minutos hice la segunda para que se viera bien la corrida. No suelo tener problema en eyacular dos veces si hace falta porque haya salido algo mal o porque quiera que se ven dos corridas en la misma escena. Años atrás hubiese dicho «Uh, dame dos horas». Un poco porque me cuido también, la alimentación, alguna suplementación que tomo y tal…

© Mofos

¿Qué opinas sobre esas voces que relacionan ciertos comportamientos tipo ‘La Manada’ con la pornografía? ¿Consideras que el porno tiene alguna responsabilidad en esto?

Da igual lo que hagas o digas, ellos van a hacer daño. El porno no es violento, todo el mundo lo hace porque quiere, las chicas son las reinas y lo hacen encantadas. Solo hay que ver las redes sociales, todo el día están haciéndose fotos con los directores, con los actores, sonriendo… El porno es un producto que responde a una demanda y ya está. Además, no se pueden grabar violaciones. Que a lo mejor en el pasado, cuando todo era más tipo cine, se hubiera grabado una película que representara violaciones, no lo discuto. ¡Pero es que esto sale en el cine convencional!. A día de hoy está prohibidísimo porque encima todo va por Internet y las procesadoras de pago, si ven un contenido así, te dan de baja. El que diga que en el porno se graban violaciones miente totalmente.

Una escena puede ser todo lo hardcore que tú quieras, con diez chicos metiéndole tres penes por el culo a la chica, pero todo es consensuado, nunca hay escenas en las que la chica está forzada. No se puede. Hace muchos años, en un rodaje para RK con dos actrices y un actor, hacíamos como que las chicas cogían al chico y él por desconocimiento hizo un gesto así como resistiéndose y diciendo varias veces «No, no…» y me llamaron la atención porque no podía ser que el actor hiciese como que no quería tener sexo. ¡Y era el actor, no la actriz!, para que veas como está de controlado. Y te digo más, el porno que se graba ahora es más light que nunca, es super glamcore. Ahora están muy de moda y venden muy bien esas producciones tan bonitas tipo cine, como hace SexArt o yo cuando produzco para Babes, chicas muy guapas y naturales, todo muy romántico, muy bien hecho. Tú te puedes meter en cualquier tube y es que no encontrarás ninguna escena violenta.

¿Qué opinas sobre los cambios en los test sanitarios a raíz del positivo de VIH detectado a principios de año?

Te digo una cosa, la empresa para la que trabajo, MindGeek, llevaba la política de los catorce días desde mucho antes y el instaurar la prueba de carga viral en el VIH ya en diciembre. Dos meses antes ya lo estábamos mirando para que lo aplicaran en los laboratorios. Al menos para nuestras escenas, no para obligar a nadie a hacerlo. ¿Qué te voy a decir?, que es mucho más seguro. Si son caras dedícate a otra cosa, chico. Hace poco escuché a un director de la República Checa que graba como cuarenta escenas al mes -y casi todas grupales, usando muchos actores y actrices- y decía que desde que las pruebas se han reducido a catorce días y hay PCR -incluso para clamidia, gonorrea, etcétera- los positivos han bajado drásticamente y con ellos las cancelaciones. No hay casi positivos porque se ha minimizado el riesgo con respecto a como era antes, que era un mes. Entonces ¿qué me está contando la gente de que catorce días o que si las pruebas son caras?.

© Reality Kings

Hace unos meses Nacho Vidal sacó unos vídeos reconociendo haber dado ese positivo, pero alega que el resultado fue erróneo por tener Síndrone de Reiter.

Lo primero que quiero decir es que no estoy nada a favor de lo que hizo ese periódico que sacó la noticia de su positivo. Fuera verdad o mentira no tiene por qué hacer eso con su imagen. Nacho hizo lo que tenía que hacer, avisó a las actrices y al sector con un comunicado. También hubo otro productor que hizo varios vídeos en Youtube diciendo que «¿Por qué no lo dice?» y tal. Él lo dijo y tú tenias la prueba de ese audio, ¿a quién se lo tenía que decir? ¿Montar una rueda de prensa como los entrenadores de fútbol?. Por lo tanto, a partir de ahí no veo donde estaba la queja. Eso va a su favor. Tampoco lo quiero acusar porque a lo mejor se equivocó, pero en esos vídeos dijo cosas un poco incongruentes. Entre otras cosas dijo que eran siete chicas y fueron nueve. También dijo que pagó las analíticas y lo hizo la empresa para la que trabajo. Estamos hablando de chicas muy nuevas que no tenían dinero, una de ellas era su segundo rodaje y las demás llevaban menos de un año. Hacerse esa prueba costaba entre 90 y 120 euros y no era una prueba sino dos por chica, y además había que testear también a seis o siete chicas y chicos de segunda y tercera generación. En total te estoy hablando de unas treinta analíticas a 120 euros más viajes, porque algunas chicas tuvieron que venir desde otros puntos de España a Barcelona para testearse. Echa cuentas… Y Nacho no ha pagado nada de esto. Y no digo que tenga que pagarlo ni que quiera que lo haga pero quiero dejar claro que esto lo podría haber obviado y ahora no estaríamos hablando de ello. Los test los pagó mi empresa de forma totalmente altruista para ayudar a las chicas y llevar un control de todo. Nacho no ha pagado nada, pero nada de nada.

Luego, por otro lado, decir que para toda la industria del porno Nacho es a día de hoy VIH+ a pesar de lo que haya dicho en su canal de Youtube. Él nunca ha presentado una prueba negativa de anticuerpos y creo que tendría que presentarla porque esto puede llevar a malentendidos, especialmente entre los detractores de las nuevas pruebas. Hizo un vídeo donde iba a una farmacia, compraba un auto test y cualquiera que mire cómo funciona verá que tienes que esperar quince minutos para que salga el resultado. Él allí no está quince minutos porque el vídeo entero dura once o doce. Con esto no estoy diciendo que esté engañando sino que tal vez se está equivocando en la forma de hacer las cosas y que, si lo quiere hacer bien, tendría que presentar una prueba de laboratorio a la industria. Al igual que en su día avisó a la industria conforme era positivo, tendría que haber avisado para decir que es negativo y no lo ha hecho. No tiene sentido que si te da un falso positivo tardes siete meses en decirlo y con un auto test en Youtube, tras haber parado la industria durante un mes y haber tenido que testear (con el consecuente coste económico) a todas las actrices expuestas. Ojalá que sea negativo porque es una enfermedad que no se la deseo a nadie. No apoyo en absoluto lo que hizo ese periódico catalán, ojalá gane la demanda que dijo que les metería. Tampoco me parece bien lo que hizo ese otro productor. Le deseo lo mejor. Ojalá tenga razón, mañana saque una analítica limpia y me la estampe en la cara porque querrá decir que no tiene esa enfermedad y me alegraré muchísimo.

¿El estigma de trabajar en el porno te ha hecho enfrentarte alguna vez a alguna situación desagradable?

El estigma está ahí pero a mí me da igual. Yo me lo paso bien, hago esto porque quiero, doy trabajo a la gente, no me arrepiento de nada y a quién no le guste… La gente no paga mis facturas. Un poco de conflicto sí, no te lo voy a negar, pero yo no hago nada malo con este trabajo y, lo que te he comentado antes, lo que me ofrecía mi entorno no me acababa de convencer y este trabajo me ha proporcionado una calidad de vida que, si hubiera seguido los pasos que te dicta siempre la familia, la escuela, creo que no sería igual de feliz. Siempre he enfocado mi trabajo buscando la independencia y la libertad, el trabajar para vivir y no a la inversa, y este trabajo me lo ha proporcionado. Y me ha costado lo mío porque los primeros años fueron malos, de vivir con poco dinero, dar tumbos para aquí y para allá en otros trabajos… La pornografía es un trabajo que cuando llevas tiempo, sabes cómo funciona el negocio y estás ya bien posicionado te puedes ganar bien la vida. Te da una libertad y una independencia económica que muy pocos trabajos te dan y ahora más con las nuevas tecnologías. Pero esto requiere de un esfuerzo previo. Hay gente que empieza y lloran porque a los dos días creen que se lo merecen todo y no va así.

Muchas gracias, Robin

Robin Reid Lagacetauncut

Sigue a Robin Reid en | FacebookTwitter | Instagram