Bella Thorne se abre un OnlyFans y arde Troya

Hace unas semanas la cantante y actriz Bella Thorne, la ex-estrella infantil de Disney que el año pasado por estas fechas fue noticia por dirigir su primera escena porno, anunció en redes sociales que se había abierto un perfil en OnlyFans y automáticamente Internet explotó. Tan grande fue la repercusión que se comenta que el día de su estreno la cuenta batió todos los récords recaudando la friolera de un millón de dólares, además de generar una caída temporal del servicio por la gran afluencia de tráfico (para finales de semana ya había superado los dos millones de beneficios). Sin embargo parece que esta iniciativa venía con letra pequeña dado que -por el momento- el contenido publicado por la actriz no se diferencia demasiado del que se puede encontrar en su cuenta de Instagram, algo que no ha sentado demasiado bien entre sus suscriptores.

Al contrario de lo que muchos esperaban, Bella Thorne no tiene intención de mostrarse desnuda en OnlyFans sino que pretende aprovecharse de la normativa de esta plataforma -más laxa que la de otras redes sociales- para ofrecer un material más personal y creativo. «OnlyFans es la primera plataforma donde puedo controlar completamente mi imagen; sin censura, sin juicios y sin ser intimidada en línea por ser yo» declaró recientemente en una entrevista para la revista Paper. Además de eso la actriz tiene un segundo objetivo, dado que actualmente se encuentra inmersa en un proyecto junto al cineasta Sean Baker que tratará sobre el estilo de vida y las dinámicas de ser una estrella en esta web, según dijo en una entrevista para Los Angeles Times.

Esto ha desatado la ira de diversos representantes de la industria adulta que denuncian el intrusismo de estas celebridades y de cómo a ellos se les mide con una vara diferente. «Historia real: hace unos años me contrataron como DJ para un concierto increíble en Coachella que también fue un día de paga que me salvó la vida. Me cancelaron una semana sin razón (aunque todos sabemos por qué) y se la dieron a esta modelo de Instagram. La misma que ahora está promocionando su OnlyFans», comenta la actriz Carter Cruise desde Twitter «Es muy bueno que las personas del mainstream puedan sumergirse en el trabajo sexual y ser vistas como ‘revolucionarias’ pero las trabajadoras sexuales que intentan hacer cualquier cosa convencional se enfrentan al ridículo y al rechazo».

«¿Te arrepientes del daño que le hiciste a muchos creadores de OnlyFans con tu truco?. Lamentablemente eres todo lo que esperaba de los parásitos del convencional» publica la veterana Julia Ann. «Ver a un famoso gentrificando una plataforma y ganando cantidades obscenas de dinero sin reconocer la difícil situación de las personas que trabajan de ello es realmente una bofetada en la cara» ha dicho Aussie Rachel que cuestiona el rigor del testimonio que Bella Thorne pueda dar en su experimento sociológico. «Si Bella Thorne quisiera experimentar lo que es ser una trabajadora sexual, podría haberse disfrazado para ser otra persona, hacerse un nombre falso, comprar un iPhone 7 y empezar de cero, como la mayoría de las trabajadoras sexuales han tenido que hacer» tuiteaba 666MILF.

El problema más serio, sin embargo, es que OnlyFans lleva tiempo haciendo todo lo posible por ocultar la presencia de trabajadores sexuales en su plataforma mientras se siguen beneficiando de un 20% de comisión por cada céntimo que ganan. Lo último es que, con la entrada de personajes reconocidos como Bella Thorne y su artimañas (estafó a múltiples usuarios cobrándoles 200 dólares por una imagen en la que pretendía estar desnuda), se han aplicado cambios en la normativa de la web que afectan sobretodo a los creadores más modestos: ahora hay una limitación de 50 dólares en el precio de los contenidos (100 dólares para las propinas) y, si antes tenían que esperar siete días para poder solicitar el ingreso de lo que habían ganado, ahora ese plazo ha aumentado a 30 días por la acumulación de reclamaciones de reembolso.

Para rizar el rizo Sean Baker, director de películas como «The Florida Project» o «Tangerine», cuya protagonista es una prostituta transexual, ha publicado recientemente un mensaje en Twitter en el que se desvincula por completo de ese presunto proyecto con Bella Thorne «Quisiera dejar claro que la noticia de que estoy haciendo una película (documental o narrativa de ficción) sobre OnlyFans y usando a Bella Thorne como investigación es falsa. NO estoy vinculado a ese proyecto. Actualmente estoy desarrollando dos proyectos en los que he dedicado años de investigación y amor y ninguna de estas películas tiene nada que ver con la señorita Thorne u OnlyFans. A principios de este mes tuve una conversación con la señorita Thorne y discutimos una posible colaboración en un futuro lejano enfocado en su vida y en las circunstancias que le llevaron a unirse a OnlyFans. En esa llamada le aconsejé que consultara a trabajadores sexuales y estableciese el camino para no dañar a la industria del trabajo sexual. Este ha sido el alcance de mi participación. Soy un aliado y literalmente he dedicado mi carrera a contar historias que eliminen el estigma y normalicen estilos de vida que están bajo ataque. Nunca haría nada que pudiera dañar a la comunidad. Así que por favor sabed que esta noticia no es correcta. Gracias».

Seguiremos informando.