Julia Ann anda suelta por Barcelona!

Julia Ann es una actriz que me ha llamado la atención desde siempre. En parte porque cuando escucho su nombre no puedo evitar acordarme del quiosquero de Barrio Sésamo, pero sobre todo porque en 1994 protagonizó uno de los films que ostenta una posición privilegiada en mi pequeña videoteca personal. Me refiero a ‘Elements Of Desire‘ de Cameron Grant, una de las primeras películas que tuve la suerte de ver sin dejarme las pupilas en aquellos viernes codificados de Canal+.

Como detalle curioso, entre el reparto de ese film nos encontramos a una debutante Jenna Jameson (tan novata que incluso en los créditos aparece como Daisy). Por lo visto, cuando posteriormente adquirió fama, algún publicista iluminado pensó que sería un buen reclamo ponerla en la portada del DVD dando la falsa impresión de que ella es la protagonista cuando en realidad solo aparece durante 7 minutos haciendo un lésbico

elements_desire

En fin, mucho ha llovido desde entonces y Julia Ann, de 43 años, evidentemente no es la misma jovencita rubia de busto hiperdimensionado y carnes prietas que se hizo famosa luchando en el barro con Janine Lindemulder, pero puede vanagloriarse de haberse sabido mantener durante más de veinte años en primera fila del porno mundial. Hoy, convertida en toda una institución entre las matures, se disputa con Lisa Ann el título de la MILF más deseada (y por si os lo estáis preguntando: no, no creo que sean parientes).

Julia-Ann

Pero no os penséis que por tener este impresionante currículum se le han subido los humos a la cabeza. Julia Ann, que se encuentra desde el día 10 visitando Barcelona con su amiga Sabrina Deep, se muestra muy cercana y accesible al público a pesar de su estatus de estrella. Prueba de ello es un comentario publicado recientemente en su cuenta de Twitter en el que informa que el próximo domingo estará en el bar Kalima de Comarruga (Tarragona) e invita a todo aquel que quiera conocerla a pasarse por ahí.

¿No es maja? Joder, que me dan ganas de coger el coche, chuparme los casi 100 km que nos separan solo para tenerla delante 1 minuto y… pasar la vergüenza de no saber qué decirle!! ¡¿Qué se le puede decir a semejante mujerona sin quedar como un baboso?!

A ver si hay suerte y me la cruzo por el barrio…

Fuente | Milkyway Channel