Julia Ann contra la Prop 60

Si seguís de cerca la actualidad de la industria porno americana seguramente habréis reparado en que el activismo en contra de la Propuesta 60 está más patente que nunca. Mucha culpa de ello la tiene la veterana performer Julia Ann que, tras adaptar su foto de perfil en las redes sociales con el botón de «No a la 60» (obra de la fotógrafa Isabel Dresler) y alentar a sus compañeros a imitar sus pasos, se ha convertido en la precursora de una campaña de protesta online sin precedentes.

Estaba muy frustrada con los anuncios de la Prop 60 de la AHF (AIDS Healthcare Foundation, cuyo presidente Michael Weinstein es el único precursor de la iniciativa) y era muy molesto saber que no podemos competir con ese tipo de campaña ya que no tenemos los medios económicos» declaró la actriz en un reciente comunicado. “Sin embargo, la industria para adultos ha cultivado una fuerte presencia en los medios sociales y pensé que con un esfuerzo inicial podría arrojar luz sobre lo que realmente nos está sucediendo y lo que verdaderamente creemos. Por lo tanto me senté con los botones ya existentes de ‘No a la 60’ y creé plantillas para los medios sociales para poder educar a los votantes y dar a conocer nuestra oposición». «He hecho más de 400 avatares hasta ahora. Mi objetivo final es hacer 800 y las peticiones siguen llegando. No puedo repetirlo lo suficiente. Nuestra seguridad y nuestro medio de vida está en riesgo. El público está siendo engañado sobre lo que es la Prop 60 en realidad. Soy muy protectora de quienes trabajan duro en la industria y pagan sus impuestos para poder poner un techo sobre sus cabezas y comida en la mesa para sus seres queridos«

No On 60Para quien no esté familiarizado, la Prop 60 es una propuesta de ley liderada por Michael Weinsteinmagnate farmacéutico y responsable de la organización anti-sida AIDS Healthcare Foundation, que en principio pretende velar por la seguridad de los performers haciendo obligatorio el uso del condón en todas las producciones pornográficas filmadas en California, además de exigir que los productores se responsabilicen de los costes derivados de la vacunación y exámenes médicos relacionados con las infecciones de transmisión sexual. Sin embargo en su redacción hay algunos puntos turbios que son los principales causantes del conflicto, como por ejemplo aquel que incentiva a los ciudadanos a denunciar a presuntos infractores, propiciando así el inicio de una campaña potencial de acoso. «¡Esos que no pagan ahora podrán beneficiarse de la pornografía que están viendo ilegalmente mediante la detección de un presunto infractor y demandarle para obtener beneficios personales!» reza un meme que ha sido ampliamente retwitteado por la parte de la oposición. También se argumenta que la Prop 60 podría ser una cortina de humo cuyo objetivo real sería el de perjudicar a la industria pornográfica, tan mal considerada entre los sectores más conservadores de la población.

Julia Ann se une así al Partido Demócrata de California, el Partido Republicano de California, el Partido Libertario de California, Equality California, Transgender Law Center, Los Angeles LGBT Center, AIDS Project Los Angeles, San Francisco AIDS Foundation, San Francisco Medical Society, Friends Committee on National Legislation, Adult Perfomer Advocacy Commitee y la Free Speech Coalition en una larga lista de organizaciones y profesionales de la industria que se oponen a la Prop 60.

La decisión se tomará en las urnas el próximo 8 de noviembre.

Wil_Wheaton_tweet