Muere Holly One, el MiniYo del Porno

El pasado 8 de septiembre moría en Barcelona a los 41 años Oliviero Migliore, más conocido por su nombre artístico Holly One. El carismático actor porno de 1,20 metros de altura sufrió una parada cardíaca provocada por una dolencia pulmonar.

Como si de una premonición se tratase, en agosto la revista FHM publicaba una entrevista en la que Holly mostraba su lado más humano, comentando su pasado como animador de la sala Barçalles (más bien sparring debido a la cantidad de insultos que tenía que soportar) y su posterior debut en el sector del entretenimiento para adultos, con espectáculos en la Sala Bagdad a los que le siguieron un sinfín de películas (más de 100 títulos).

Holly confesaba que le molestaba que le tratasen de enano, puesto que según él era «una persona muy bajita pero que tenía todos los rasgos perfectamente compensados» (teoría que no considero sea el momento de debatir).

El actor italiano también contaba con una pequeña participación en el cine convencional en el film ‘Faust de la desaparecida Fantastic Factory, película que no os recomiendo a no ser que sea para ver el desnudo de Monica Van Campen (¿sabíais que era la chica de «Busco a Jacq’s?»).

Lamentablemente no podrá acudir a su habitual cita con el FICEB, que este año adquiría un significado especial al tener previsto presentar allí su primera creación tras las cámaras. Sin duda tendrá su merecido homenaje. Descanse en paz.