Ron Jeremy declarado no apto para ser juzgado

Parece que el culebrón judicial de Ron Jeremy está llegando a su fin. Tras permanecer bajo custodia desde junio de 2020, fecha en la que fue arrestado por múltiples acusaciones de agresión y abuso sexual, el juez Robert S. Harrison dictaminó el pasado martes que el ex actor porno es mentalmente incompetente para ser juzgado debido a un «declive neurocognitivo incurable» del que es poco probable que se recupere. A pesar de que esta decisión se basa en informes médicos facilitados tanto por la parte defensora como la acusadora, la fiscalía ha solicitado que evalúen periódicamente las condiciones del actor, que en la actualidad cuenta con 69 años, y que el próximo mes se lleve a cabo una audiencia para determinar si ingresará en un hospital estatal, donde presumiblemente pasaría el resto de sus días.

Ronald Jeremy Hyatt, más conocido como Ron Jeremy o «El Erizo», ha sido uno de los actores más prolíficos y reconocidos de la industria pornográfica durante décadas, y se convirtió en una referencia de la cultura pop gracias a su participación en reality shows, apariciones públicas y vídeos musicales. En su currículum constan más de 1.700 películas de cine para adultos, desde el inicio de su carrera en la década de 1970.

Los cargos en su contra incluyen los delitos de violación forzada, cópula oral forzada, agresión sexual y dos de penetración mientras la víctima estaba dormida o inconsciente. En total 21 mujeres, de edades comprendidas entre 15 y 51 años, denunciaron haber sido agredidas sexualmente por el actor desde la década de 1990 hasta 2019. Según transcripciones de los testimonios, estos delitos tuvieron lugar en clubes nocturnos y bares del área de Los Ángeles, así como en su propia casa. Jeremy las convencía de acompañarlo a un pequeño lugar privado, por lo general el baño de un bar que frecuentaba en West Hollywood, y ahí las acorralaba para abusar sexualmente de ellas.

En 2020, cuando salieron a la luz las acusaciones en su contra, Ron Jeremy se declaró inocente, una postura que su abogado defensor continúa manteniendo. «Cuando fue arrestado hace dos años, dije que sería declarado inocente de todos los cargos» ha comentado en un mail Stuart Goldfarb, abogado de Jeremy. «Han pasado dos años, y con el descubrimiento adicional que recibí, creo que habría sido declarado inocente. Es desafortunado que no pueda ir a juicio por una enfermedad mental y tener la oportunidad de limpiar su nombre».