Ryan Madison acusado de abusos

En los últimos días varias mujeres han alzado su voz en contra del veterano actor y director Ryan Madison al que acusan de haber propasado sus límites y, en algunos casos, haber violado su consentimiento durante la filmación de escenas de sexo para PornFidelity.com y TeenFidelity.com, las marcas del estudio que regenta junto a su esposa Kelly Madison.

Todo comenzó el pasado 5 de junio cuando la actriz Annabel Redd publicó en Twitter un hilo de comentarios relatando su traumática experiencia. «No veáis mi escena de PornFidelity. Ese hombre violó mis límites. Se suponía que no tenía que hacerme un creampie. Me sujetó por la fuerza y lo hizo. Al principio pensé que era parte de la escena, entonces me di cuenta que no se detenía. Se suponía que no tenía que hacerle deepthroat. Vomité más veces en esos dos días de lo que lo he hecho en mi vida. Envolvió mi cuello con sus manos y apretó lo suficiente como para que no pudiese hablar correctamente, tuve dificultades para respirar. Hubo muchos momentos en los que sentí dolor y no podía decirle que me dolía. No sabía que podía irme del set. Todavía era nueva en la industria. Tampoco estaba segura de a dónde iría, ya que estaba a tres horas de Los Ángeles y estaba alojada [por ellos]. Se aprovechó al máximo y ahora lo están vendiendo como si hubiese querido que me hiciesen creampie y garganta profunda, no lo hice. Es duro para mí hablar de esto. Estoy asustada, soy vulnerable. Se que durante esas escenas dije ‘préñame’ y ‘quiero tu semen’. Quiero que se sepa que pensé que era parte de la escena. Pensé que pararía pero no lo hizo. Me aterroriza que se culpe a la víctima, me aterroriza abrir el gas, me aterroriza que no me crean. Tengo una larga y bien documentada historia de asaltos sexuales en el pasado, y una igualmente larga historia de nunca haber recibido justicia por ello. Así que por favor, por favor, si no hacéis nada, al menos no veáis la escena».

Aproximadamente dos horas más tarde, la actriz Khloe Kapri recuperaba un tweet del 4 de febrero en el que decía «Hay un director/actor en particular que siempre hace creampie a las chicas nuevas sin su consentimiento (vi*lador) y solo quisiera saber por qué las agencias continúan enviándole chicas para que rueden con él sin darles esta información. ¿POR QUÉ PERMITEN ESTA MIERDA?» y añadía «Que les jodan. RYAN MADISON ES UN VIOLADOR. LOS AGENTES SON CÓMPLICES».

Poco después la actriz Jane Wilde respondía al tweet original de Redd diciendo «Gracias por hablar sobre él. Desde que era nueva les dije a todos que RYAN MADISON de TeenFidelity y PornFidelity es un violador y un depredador en todos los sentidos de la palabra. Les da drogas y alcohol a las chicas en el set y viola los límites y el consentimiento constantemente»

En un comunicado publicado el martes por la tarde, un representante de Kelly Madison Media refutó esta creciente serie de acusaciones. «Nuestra compañía toma en serio cualquier alegación de abuso físico, emocional, mental o sexual contra cualquier actriz. En aras de ser transparentes y ayudar a evaluar las falsas acusaciones hechas por Annabel Redd, hemos proporcionado imágenes SIN EDITAR de detrás de las cámaras, de las dos cámaras que estaban grabando simultáneamente». En el texto también se incide en que «Annabel Redd trabajó con nosotros dos días, después del primero tuvo libre y total albedrío para cancelar el siguiente o solicitar que no hubiese creampie en la segunda escena. Nada de eso ocurrió».

«Estamos en proceso de investigar las otras reclamaciones» concluyen.

Sin embargo en los días posteriores actrices como Kinsley Karter, Monica Sage, Lulu Chu o Sydney Cole han ido sumando sus testimonios a esta cadena de acusaciones que coinciden mayoritariamente en chicas recién llegadas al negocio y la práctica de creampie sin consentimiento. Melody Marks publicó en Twitter una foto de su trasero quemado por el sol ilustrando su afirmación «En el set para PornFidelity me ofrecieron alcohol varias veces. Dije que no hasta que él literalmente me hizo una bebida y sentí que sería grosero si no lo hacía. Me hizo decir ante la cámara que no bebía. También tuve una quemadura solar intensa ese día, fue jodidamente horrible. Le pedí que por favor fuese amable y aprecié que la compañía siguiera trabajando conmigo a pesar de la quemadura. Sentí que tenía que cumplir con todo porque estaba demasiado agradecida por no cancelar mi escena. Pero luego continuamos filmando durante tres horas al aire libre bajo el sol ardiente, sin protector solar, nada porque supuse que filmaríamos dentro debido a mis quemaduras. Entonces literalmente me llevó adentro y me azotó una y otra vez y me dijo que haría que la escena fuese muy caliente, después de que le dijese lo mucho que me ardía y cuanto me dolía»

Seguiremos informando…