Recomendación encarecida: ‘Daredevil’

Supongo que, quién más y quién menos, tendrá unas nociones básicas sobre quién es Daredevil y a qué se dedica aunque, como yo, sea solo por haber visto aquella nefasta adaptación cinematográfica que protagonizó Ben Affleck en 2003. Este año, Marvel Studios en asociación con la plataforma Netflix, han decidido darle al personaje una segunda oportunidad en formato de serie y… joder, amigos… es algo que no podéis permitiros pasar por alto.

Porque da igual que no os gusten los cómics ni las películas de superhéroes; ‘Daredevil‘ trata sobre un “vigilante”, un tipo que, harto de ver cómo los indeseables de su ciudad burlan el sistema legal, decide tomarse la justicia por su mano. Que resulte que ese hombre se quedó ciego de niño por un accidente en el que estuvieron involucrados unos productos químicos, y que debido a ello haya desarrollado sus otros sentidos de forma sobrehumana, es totalmente anecdótico puesto que ese detalle perfectamente se podría haber omitido y la serie seguiría siendo igual de buena.

Por ahí se están escuchando calificativos como “realista”, “oscura”, “madura”. Otros prefieren alabar su guión férreo, el desarrollo de sus personajes o las interpretaciones de los actores, especialmente las de su dúo protagonista Charlie Cox (Matt Murdock/Daredevil) y Vincent D’Onofrio (Wilson Fisk/Kingpin). Por mi parte simplemente os diré que los trece episodios que componen su primera temporada me han durado media semana, y os aseguro que ese tipo de ansia no es nada habitual en mí.

Una de las mejores series que podréis ver este año.