‘Sexykiller’ de Miguel Martí

El pasado sábado tuvimos ocasión de acudir a la presentación del film ‘SexyKiller‘, que se proyectaba dentro del marco de competición del Festival de Sitges y, a pesar de que nuestras expectativas eran de lo más desiguales, al salir de la sala nuestra opinión era unánime.

Bárbara (Macarena Gómez) es una estudiante de medicina cuya principal preocupación es estar «divina de la muerte«, sin embargo tras esta personalidad frívola y superficial se oculta una terrible psicokiller que no duda en acabar con todo el que le causa ojeriza. Evidentemente sus actos no pasarán inadvertidos para la policía pero ¿quién podría sospechar de ella?. Los cuerpos se van acumulando mientras dos estudiantes en la fase final de su carrera, Álex (Alejo Sauras) y Tomás (César Camino, recordado para siempre como el «tío moñas» del programa ‘Agitación +IVA‘), son reclutados como forenses de emergencia al mismo tiempo que intentan terminar su proyecto universitario: una máquina que alivia la migraña… no, un artilugio que traduce los impulsos del cerebro en imágenes… no, un enorme ingenio tecnológico que con la ayuda de una dosis considerable de éxtasis líquido hace… bueno, hace otra cosa.

Zemanta Related Posts ThumbnailEl director Miguel Martí se sirve de este absurdo planteamiento para deleitarnos durante 100 minutos con un festín de violencia, sangre, humor de diversos colores y todo ello con un nivel de frikismo que satisfacerá a los aficionados más selectos (no en vano, su guionista Paco Cabezas se confesaba trekkie ante una sonora ovación del público asistente).

El ritmo del film es dinámico y su puesta en escena de lo más original, saltando adelante y atrás en el tiempo mediante flashbacks mientras la propia Bárbara, rompiendo la cuarta pared, comparte con nosotros sus pensamientos y el porqué de sus actos. Si tuviésemos que hacer una comparación rápida ‘SexyKiller‘ sería a las comedias de terror lo que ‘Airbag a las road movies, es nuestra ‘Zombies Party nacional. Alterna diálogos chispeantes con situaciones estrambóticas, parodia anuncios de televisión, se mofa de los realitys sensacionalistas y aún le sobra tiempo para homenajear a clásicos del género como ‘Scream, ‘Posesión Infernal o ‘La Noche de los Muertos Vivientes en un argumento redondo y consistente que no cae en el error ser tonta, a pesar de ser un producto enfocado para el consumo descerebrado.

El elenco de actores, mayormente reconocidos por su participación en series de televisión, está que se sale, incluso Alejo Sauras (‘Los Serrano’, ‘La Habitación de Fermat’) al que me consta que a muchos se les atraganta. Apariciones estelares de Paco León (el Luisma de ‘Aida’), los eternos «colgados» Jimmy Barnatán (el Chuky de ‘Los Serrano’ o Toneti de ‘Torrente’) y Eloi Yebra (‘Krampack’, ‘Torrente 2′), el siempre malhumorado Ángel de Andrés López (‘Manolo y Benito’, ‘Tapas’) encarnando al inspector de policía al frente del caso, Juan Carlos Vellido (‘El Comisario’, ‘Hospital Central’) como el profesor de anatomía -al cual le gusta mucho recibir- e incluso colaboraciones/guiños como la de Javier Botet (la niña de ‘[REC]’) haciendo de zombie.