‘Summer Camp’ de Alberto Marini

Otra de las propuestas a la que teniamos ganas de hincarle el diente este Sitges Film Festival era ‘Summer Camp‘, debut en la dirección de largos del escritor y guionista italiano Alberto Marini, al cual deberíais conocer por su vinculación con la saga ‘[REC]‘ o por ser responsable del argumento de ‘Mientras Duermes‘, ‘Extinction‘ o la más reciente ‘El Desconocido‘, entre otras. El film venía avalado por una buena acogida en el FrightFest de Londres donde el pasado mes de agosto hizo su presentación mundial, sin embargo todo esto era tan solo un añadido puesto que mi interés por el proyecto nació en el mismo instante en que supe que mi idolatrado Jaume Balagueró se encontraba detrás, realizando las funciones de padrino y productor (sí, incluso después de la decepción que supuso ‘[REC]: Apocalipsis‘).

En la búsqueda de diversión y nuevas experiencias, cuatro jóvenes americanos se apuntan como monitores de un campamento de verano en España. La noche antes de la llegada de los niños, y sin motivo aparente, comienzan a atacarse furiosamente entre ellos; algo les convierte temporalmente en seres rabiosos y muy salvajes. Empieza entonces un juego del gato y el ratón sin tregua donde los roles de cazador y presa se intercambian constantemente. Para poder acabar con esta terrible pesadilla sólo tendrán una opción: encontrar el origen de la infección.

Como habéis podido observar, la base sobre la que gira el argumento no sería ninguna novedad. De hecho podríamos estar hablando de productos como ‘[REC]‘ o ‘28 Días Después‘ a los que se les ha cambiado el escenario por un entorno algo más rural. Lo verdaderamente revelador es que la condición de “infectados” no sea permanente, lo cual origina una serie de situaciones, conflictos y giros bastante insólitos en un film de estas características. Otra cosa que ayuda a contagiarse de la desesperación de los protagonistas es no saber, durante gran parte del metraje, la causa que origina este comportamiento (¿será el polen? ¿un virus? ¿algo sobrenatural?).

Finalmente todas estas preguntas hayarán respuesta y pese a que las explicaciones no sean todo lo convincentes que uno pudiese desear, lo cierto es que nos dará igual puesto que ‘Summer Camp‘ es un espectáculo tan brutal, frenético y absorvente que no tendremos tiempo para perder buscando fisuras en su guión (eso sí, puestos a ser tiquismiquis yo le hubiese quitado un par de minutos del final dejando la puerta abierta a una posible secuela).

Altamente recomendada para todos aquellos que gocen de una magnífica salud cardíaca y sepan disfrutar de un buen festín de sangre, sudor y adrenalina. Mi más sincera enhorabuena a sus responsables.