‘El Nombre del Viento’ de Patrick Rothfuss

Buscando un tentempié hasta la publicación de la última entrega de ‘Canción de Hielo y Fuego‘ (en aquellos entonces la aún no traducida ‘Danza de Dragones‘), me llegó recomendado ‘El Temor de un Hombre Sabio‘ del también estadounidense Patrick Rothfuss. Sin embargo ese libro era el segundo de la llamada ‘Crónica del Asesino de Reyes’, así que no me quedaron más bemoles que recular hasta su primera entrega.

Viajé, amé, perdí, confié y me traicionaron.
Me llamo Kvothe.
Esta es mi historia.

El Nombre del Viento‘ trata sobre la historia de Kvothe (pronúnciese /cuouz/), un legendario y misterioso personaje, héroe para unos y criminal para otros, que vive oculto tras la identidad de un servicial posadero. Cierto día topará con Devan Lochees, un famoso cronista que, tras reconocerlo a causa de un incidente en el que se ve involucrado, conseguirá convencerle para documentar su biografía y de esta manera mostrarle al mundo toda la verdad acerca de su persona.

El-nombre-del-viento

El primer libro comprende la primera jornada de este proceso en la que, saltándonos multitud de detalles, conoceremos los orígenes de Kvothe, nacido y criado en el seno de una compañía de artistas itinerantes (los Edena Ruh), sufriremos con el asesinato de sus padres a manos de unos demonios (los Chandrian) y le acompañaremos en su dificultoso camino de penurias hasta llegar a la Universidad, donde estudiará para convertirse en el más grande mago arcainista de todos los tiempos.

Lo cierto es que, aparte de que algunos pasajes pecan un poco de parecer un crossover de ‘Harry Potter‘ y el Universo de J.R.R. Tolkien, el libro no está mal, entretiene y se lee fácil: engancha. Y sobre todo lo hace sembrando la promesa de que se avecina algo grande, que en realidad todo lo narrado se ha hecho con intención de establecer unas bases sólidas donde asentar la auténtica chicha de la historia.

Atreveos a conocer a Kvothe: mago, asesino, enamorado, músico, estudiante, aventurero… Leyenda.