«Me llaman Susy G: de fugarse de 10 centros de menores a estrella del porno» de Susy Gala y Conrad Son

Cualquier aficionado que se precie sabe quién es Susy Gala, es una de las actrices porno más atractivas de Europa, su culo ha ganado concursos a nivel nacional e incluso ha hecho sus pinitos como cantante de trap pero eso es tan solo la parte visible. Ahora, por primera vez, la artista nos brinda la oportunidad de saber qué se oculta tras el envoltorio y creedme cuando os digo que no estáis preparados para lo que se avecina. Ni en vuestros sueños más remotos os podríais imaginar las dificultades por las que ha tenido que pasar hasta convertirse en el icono sexual que es hoy. Y lo que se me antoja más meritorio es que a ella no le hacía ninguna falta airear esta parte de su vida. Más que un regalo para sus seguidores, que lo es, «Me llaman Susy G: de fugarse de 10 centros de menores a estrella del porno» es un brutal ejercicio de honestidad y liberación por parte de su protagonista.

Algunos se compran un descapotable, otros se buscan una pareja más joven, al cumplir la treintena Susy Gala ha sentido la necesidad de amainar el peso que tanto tiempo ha cargado en silencio. De lectura ágil y salpicado con múltiples imágenes personales de su protagonista, este libro va directo al corazón y, a su vez, es un revulsivo para el cerebro. Una historia dura e inverosímil que encierra una inesperada conclusión esperanzadora. Decir que Susy Gala no lo ha tenido fácil sería quedarse corto y ella no escatima en detalles ni se deja nada en el tintero. Nacida en una familia desestructurada acabó pasando la mayoría de su infancia bajo la custodia de los Servicios Sociales y, en su lucha por tomar las riendas de su vida, incurrió en el consumo de drogas y otros excesos. La desesperación le ha hecho tomar decisiones difíciles, algunas equivocadas, pero curiosamente entrar en la industria adulta no se encuentra entre ellas. Recurriendo al titular fácil se podría decir que el porno le salvó la vida.

Parece difícil de creer, sobre todo para los obtusos y los detractores del trabajo sexual en general, pero cuando tu vida ha estado salpicada de maltrato, precariedad y desgracia, que encuentres la estabilidad económica y emocional en un ámbito tan estigmatizado como el porno, da que pensar. También tendrán su momento para reflexionar aquellos que alguna vez hayan considerado que Susy Gala peca de diva o de soberbia y es que, cuando eres objeto de deseo del 99% de los hombres, no es reprochable ir por la vida con los escudos activados. Este libro despierta conciencias y más de uno podrá ver a la actriz por primera vez como lo que es: una niña obligada a crecer demasiado rápido.

En esta aventura le acompaña el polifacético Conrad Son, su mentor en muchos aspectos; él fue quien la bautizó en el porno y es responsable de su primer sencillo musical. Ambos mantienen una larga relación de amistad y respeto profesional por lo cual no es de extrañar que Susy lo haya escogido como copiloto en este desgarrador viaje. Creador de múltiples iniciativas vinculadas con el entretenimiento para adultos, ha irrumpido en el mundo editorial apostando fuerte por el formato eBook, un sistema más económico que el libro tradicional y que permite su lectura en cualquier momento gracias a los dispositivos móviles.

«Me llaman Susy G: de fugarse de 10 centros de menores a estrella del porno» es una historia atípica que conmueve e inspira. Altamente recomendada tanto para los seguidores de la estrella adulta como para aquellos que quieran ampliar sus estrecheces de miras.

Podéis adquirir un ejemplar del libro a través de este enlace.

Agradecimientos especiales | Conrad Son