‘Sólo Para Adultos’ de Asa Akira

Aún no logro comprender por qué para la edición española de ‘Insatiable: Porn, A Love Story‘, el aclamado debut literario de la estrella porno Asa Akira, la editorial Grijalbo le ha cambiado el nombre por el de ‘Sólo Para Adultos‘ (como si el pezón hábilmente censurado de la portada o la reputación de su autora no fuesen suficientes como para mantener alejados a los niños y demás mentes vulnerables). Y es que además me da rabia puesto que, tras terminar de leerlo recientemente, no se me ocurre otro adjetivo que defina mejor mis conclusiones: Asa Akira es insaciable.

Pero vayamos por partes. ‘Sólo para Adultos‘ (en adelante ‘Insaciable‘) es un compendio de 18 relatos autobiográficos, hilados y estructurados de aquella manera, donde la actriz y modelo americana de ascendencia japonesa revive algunos de los episodios más destacables de su vida y profesión; sus excesos de juventud, algunas primeras veces y otras tantas anécdotas de lo más curiosas (¿sabíais que, por lo visto, los negros follan siempre con los zapatos puestos?).

Sin embargo ‘Insaciable‘ es más que todo eso; según indica su propia autora, todo comenzó como un intento de reflejar de un modo sincero la realidad de la industria pornográfica (americana) pero a medida que avanzaba se convirtió en un ejercicio introspectivo de autoanálisis y reafirmación (a ratos bastante crudo, si se me permite).

asa-akira-insatiable

Como habréis podido suponer, el leitmotiv sobre el que versa el libro es la desmedida libido de Asa Akira, un ansia que durante gran parte de su juventud la ha llevado a flirtear con todos los escalafones del ocio sexual (prostitución inclusive, aunque de lujo y en casos contados). Pero no por ello esperéis que su historia parta de orígenes dramáticos o contenga sórdidos episodios de abuso infantil. Simplemente no hay un motivo: la lujuria y el exhibicionismo son innatos en ella. Lo curioso es que, mientras que para otras actrices el porno ha supuesto como caer por un abismo, para ella ha resultado ser el remedio que ha encauzado su vida.

Asa Akira ha encontrado su sitio y, lejos de avergonzarse por ganarse la vida manteniendo relaciones sexuales a cambio de dinero, se enorgullece de tener las agallas para concederse lo que desea. Y lo cierto es que, fuera tabús o doble morales, esto es bastante envidiable.

Un ejercicio de lectura amena e interesante, aunque relegada exclusivamente para debotos de la reina del anal o aquellos que alberguen algún interés por la temática.

solo-para-adultos